viernes, 3 de julio de 2015

trenzas a la pena

René Degas


Que yo no tengo la culpa,
que la culpa es de la tierra
y de ese olor que te sale
de los pechos y las trenzas.
Federico García Lorca

Mi abuela le hace trenzas a la pena,
guarda en ellas el llanto,
las decora con frutos secos
y las mancha de tierra muerta.
Porque la pena no tiene madre
y mi abuela perdió sus hijas.

.

trenzas sujetan mi anochecer
me dan de beber el llanto generacional
me dan de comer los frutos secos
me manchan las manos de tierra muerta


el verso en cursiva es de Alejandra Pizarnik

12 comentarios:

  1. Es maravilloso! Me recuerda a mis ancestros,al enorme trabajo que he realizado para reconstruir la vida de mis antepasados,de esas mujeres que sacrificaron todo por sus hijos y por salir adelante... Muy conmovedor!

    ResponderEliminar
  2. una trenza, hundida en su arcón inconcebible, nos sujeta la ternura y la memoria.

    ResponderEliminar
  3. No hay consuelo para ella.
    Trenzas y más trenzas durante la vida entera.

    ResponderEliminar
  4. Ah, extraña semejanza entre la tierra y las trenzas. Arar el cabello, trenzar el campo. Qué hermoso.

    ResponderEliminar
  5. me ha encantado cómo has enlazado a Pizarnik con el resto,
    es jodido, así que enhorabuena, me ha encantado.


    Un saludo..

    ResponderEliminar
  6. me ha encantado cómo has enlazado a Pizarnik con el resto,
    es jodido, así que enhorabuena, me ha encantado.


    Un saludo..

    ResponderEliminar
  7. Aun así no nos salvamos ni por los pelos.

    ResponderEliminar
  8. El pelo se acaba contagiando de las penas que mecen nuestros pensamientos...

    ResponderEliminar
  9. me gusta tu estilo melancolicamente bello

    ResponderEliminar
  10. Fluimos de la tierra a los pelos, sin duda.

    Saludos.

    ResponderEliminar