martes, 17 de febrero de 2015

'd' de dedos

Nikolai Atanassov


debería haber empezado por ahí 
habértelo vuelto a preguntar como el último día 
(y el último antes de ese)
en lugar de jadear hasta convertirme en latido frenético 
buscando la conquista de tu corazón 
que huye 
y se lanza a través de tus ojos muertos 
manchando el infinito de gotelé blanco
chorreando aburrimiento
mientras me derramo y tú duermes. 



2 comentarios:

  1. La próxima vez habrá que preguntar para derramarse juntos, y chorrear sonrisas tontas...

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Tu latido además de frenético parece hermoso.
    Tuviste suerte en el reparto de corazones.

    Saludos.

    ResponderEliminar