lunes, 18 de agosto de 2014

Núcleo Tomado

Have, Bare, Possess - Monica Zaringue
Tengo un arcón palpitante 
dónde enterrar a los yacentes por arritmia. 
Débiles recuerdos, 
sustrato para las remembranzas canallas 
que brotan, 
crecen 
y tumorizan mi núcleo con sus frutos. 
Sanguinolentos cuerpos inertes 
engordando con la sabia de sus progenitores,
esperando su alumbramiento 
por una mente
presa del pasado,
subordinada a quasirecuerdos,  
condenada a vagar entre dos pulmones tibios
y un pecho, 
que lejos de dilatarse,
se arruga, 
se oscurece, 
se retuerce y se quiebra.

8 comentarios:

  1. Un poema con una desgarradora carga emocional por los recuerdos, y definitivamente bonito.
    Me alegro de descubrir este espacio. Me quedaré por él.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Débiles recuerdos... qué miedo dan.
    Por mucho que la mente entienda, el corazón (y los pulmones), saben de cicatrices.

    Me gustó el poema, y la imagen que acompaña.
    Te felicito.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. En alguna época de mi vida tu texto me habría matado, lo habría considerado parte de mí; una época que no me gustaría revivir, ahora lo disfruto como arte.
    Un fuerte abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  4. Dame ese arcón, yo te intimo, necesito suspender esta arritmia de los días... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. La imagen me encantó de igual manera el poema, saludos.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta haber descubierto este blog.

    ResponderEliminar
  7. Guau. Tienes auténtico talento con las palabras, en serio.
    A mí también se me ha quebrado el pecho.
    Besitos.

    Miss Carrousel

    ResponderEliminar
  8. Sea la hora pues, de abrir y dejar escapar, de abrir y darle permiso a lo que viene con el pecho limpio. Bello poema. ♥

    ResponderEliminar