lunes, 26 de mayo de 2014

Entre aquí y allá.


Fui concebida donde la noche ahoga al día entre rugidos que transforman la tierra y la hacen invisible.

Tras ocho meses, diecisiete días, nueve horas, y un minuto de tormenta. La vida me hizo partícipe de su aliento en una ciudad pantanosa del sur, donde fui criada por el mar y un sol que no da vacaciones.

Mi piel agarró la fuerza de papá, el olor de mamá y la suavidad de la arena.
Mis ojos se (con)fundieron cálidos en color y glaciales en miradas.
Mis manos heredaron el frío de la mar y mi pecho el calor del sol.

Crecí con los quejidos del muelle, la brisa entre mi pelo y las olas en la cintura.
Papá me regaló los días y mamá me inundó las noches que hoy tanto anhelo.

Mis raíces, cortadas en vuestra orilla, me piden que vuelva a casa porque aquí no existen mareas, el sol duerme y el horizonte no queda claro.

Porque es allí, a las afueras de Ninguna Parte, donde la noche ahoga al día entre rugidos que transforman, acarician y me hacen invisible.

Relato presentado al I Concurso de Historias de Familia organizado por el club de escritura Fuentetaja. Podéis votar aquí: http://goo.gl/gHaouG

3 comentarios:

  1. Hola! He abierto unas paginas de poesia y como no se como acceder a la gente pues voy dejando por aqui ambas direcciones (blogspot y facebook, esta ultima utilizo mas) bueno, si te apetece pues ya sabes! Suerte.

    https://www.facebook.com/tiemposdechutaypot

    www.tiemposdechutaypota.blogspot.es

    ResponderEliminar