jueves, 20 de marzo de 2014

Tenía...

Le encantaba pasear  
luciendo su vestido azul
escotado en V, 
ajustado bajo el pecho
y suelto hasta los pies.

Le encantaba pasear 
luciendo su collar azul
largo hasta el escote,
anudado en el escote,
perdido entre su escote.

Le encantaba pasear
luciendo su pecho/mi azul
a ojos celosos de mi padre.

A ojos celosos de mi padre
su bonito pecho azul,
que era,
que fue,
que no será más.

Santa Águeda






7 comentarios:

  1. Muy sugerente y perfectamente complementado con esos senos en bandeja :)

    ResponderEliminar
  2. Qué encanto azul entre esos pechos, ya no será más, y es lo que estremece...

    ResponderEliminar
  3. Pechos, azul, seguro que a mas de uno le tranquilizaba mirarlos, contemplarlos, dejarse llevar en ellos…

    ResponderEliminar
  4. perderse en la belleza que comtemplan

    ResponderEliminar
  5. ¿Qué no será más, o que nunca dejará de ser? Un abrazo.

    http://elchicodelmetro.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar