jueves, 6 de marzo de 2014

Hipoxifilia

"Plic... Plic... Plic..."
Con el corazón haciéndose el dormido bajo las sábanas, miré mis pies descalzos expuestos al goteo latente, espeso, rojizo, caliente y calmado que brotaba del pecho sin entretenerse por mis rincones, chocando contra mis dedos, deslizándose por mis tobillos, bañando mis arrugas y llegando hasta el frío -tirito- hasta el frío -tirito- hasta el frío que amorata mis labios, contrae mis pulmones y seca mis ojos.
Lámeme las heridas. Que tu veneno las impida sanar. No aguanto otra batalla y sé que me quieres, me quieres cuidar.
Tardaré en descongelarme, y los ríos no pasarán por tu puerta. Me raptarán las nubes y el viento no enredará tu pelo.
Me beberás y acabaré siendo meada.
Paula Bonet

5 comentarios:

  1. Y todo se resume en átomos, querida. Besos! :)

    ResponderEliminar
  2. Jo, yo nunca he sabido descongelarme :(
    ¿La ilustración es tuya? Es genial.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No, no es mía es de una chica llamada Paula Bonet. Tiene cosas chulas, otras no tanto. Esta es su página http://paulabonet.wordpress.com

    He subido la entrada con el móvil y no se cómo poner enlaces o pies de foto, yo y las tecnologías tenemos una relación complicada.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Yo pensaba que cuanto más tocada y hundida estabas, más te congelabas.

    ResponderEliminar