domingo, 29 de septiembre de 2013

¿Qué pasa?

Fred Laforge

La debilidad quedó encerrada en su hoyuelo.
Lo tabú se desnuda ante los ojos de alguna vieja casta.
La sencillez es el motor de las diminutas sonrisas tiernas.
Lo cobarde viene de no amar, o no amar bien, que es lo mismo.
La metáfora, llanto de crisantemos.

Y éstas, mis margaritas. Todo lo que puedo ofrecerte.

Éste es su hoyuelo, ahí, la debilidad.
Esto la sencillez disfrazada de sonrisa tierna.
La metáfora, llanto de crisantemos.
Y esto alguna vieja casta después de ver desnudarse lo tabú.
Lo cobarde viene de no amar, o no amar bien, que es lo mismo.


Esa frase le decía…

3 comentarios:

  1. Yo también conozco la locura, tu metáfora...

    bsos

    ResponderEliminar
  2. Me gusta leer la palabra amar, usada así, tal como la entiendo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. La penúltima vez encontré a Matisse en el geométrico corazón de un laberinto, léase en una ciudad del sur. Las diminutas sonrisas tiernas...

    ResponderEliminar