domingo, 22 de septiembre de 2013

Malnacidos.

Oszvald


Malditos seáis, monstruos repugnantes con pelos en la lengua, complejo de inferioridad y dientes podridos. Sí, malditos vosotros con vuestro pesado tartamudeo, vuestros tics nerviosos y vuestra incontinencia verbal. Maldito vuestro insomnio que es el mío, malditas vuestras náuseas que son mías y maldita vuestra coraza, la que me claváis cada día en el pecho. 

Maldeciré eternamente el día que por compasión yací con mi sombra tullida, os engendré, os alimenté y dejé la despensa abierta, donde engordáis, Celos, con mi carne.

6 comentarios:

  1. Tu tambien tienes tu propio zoologico viviendo en ti :p

    ResponderEliminar
  2. Si no puedes con tu enemigo, tenés que aliarte con él...

    ResponderEliminar
  3. Hay que vivir con los monstruos que viven bajo nuestra cama, pero sin dejar que nos dominen del todo. No hay que temerlos del todo, no hasta el punto en que nos paralicen.

    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Las emociones necesitan ser escuchadas, reconocidas, aceptadas, gobernadas, expresadas, esto último me gusta como lo haces.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Podría ser la chica de la trenza...

    Un beso!

    ResponderEliminar