miércoles, 31 de octubre de 2012

Cómo vomitar



Atrapada en la mirada de unos ojos narcisistas llenos de despecho. En un bucle de palabras hórridas, movidas por un oleaje de sinsentido cuyo fin no se si es hundirme o suplicar que me rescate en su lancha parcheada.






5 comentarios:

  1. O simplemente, mecerte mientras las nausias se pasan y una lagrima limpia todo mal que borro el agua salada

    ResponderEliminar
  2. Todas tus entradas son maravillosas. Pero, esta, aún siendo corta y sencilla, me ha llegado más que ninguna. Cada cual que la interprete de una forma...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Si que entran ganas de vomitar si... Aunque el texto es concisamente maravilloso. Otro abrazo.

    ResponderEliminar