martes, 18 de septiembre de 2012

ñiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii PAF!

La brisa, los besitos en el cuello, las caricias en la espalda, los piropos al oído, el vello erizado, el sudor en las cejas, los ojos entornados, el pelo enmarañado, los suspiros compasados, los abrazos tiernos, las manos enlazadas, peli en el sofá, coloquio en la cama, sexo en cualquier parte, ducha helada, dormir la siesta (solo él, pero ella sueña; sueña creer que son perfectos, sueña con Perú y el vapor del caldero, sueña con una casita de pescadores y un pequeño barco donde dormir enredados los domingos, sueña con él detrás del capó de un precioso escarabajo, sueña con un porche donde leer mientras él pinta, sueña con lágrimas compartidas y un invierno donde reine el chocolate).

Conducir, hablar de antiguas relaciones intensas. Él sigue enamorado, ella rompe la nube, él baña todo sentimiento de sonrisas incoloras, ella no puede entregarse sin voltear su pellejo. Chocan, él se cura las heridas con parches y dos tetas nuevas que le den los buenos días, ella sangra de todos los colores menos rojo.

Duda entre seguir sin unos cuantos litros y volar más bajo o dejar de ser parche y buscar su arco-iris.

11 comentarios:

  1. Pufffff definitivamente lo mejor que te he leído, señorina.
    Aish

    ResponderEliminar
  2. Triste pero definitivamente hermoso.
    Cariños....

    ResponderEliminar
  3. Paf! en toda la cara...
    Muy bueno.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. De un lado y el otro hay heridas que supuran diferente...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Qué bueno, perfectamente explicado. Soñar no siempre es bueno, a veces volamos demasiado. Tengo miedo :P

    ResponderEliminar
  6. Mmmm, ¿ya hemos llegado "al cielo"?

    ResponderEliminar
  7. :( Me aturdé la sangre de otros colores.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  8. Todavía siento las caricias, la intensidad de tus palabras.
    Muy bueno

    bsos

    ResponderEliminar
  9. El conformismo no trae nunca nada bueno, te sumerge en un limbo del que es muy difícil salir, mejor buscar el Arco Iris... aunque tampoco es fácil encontrarlo, a veces faltan años y se acaba la búsqueda de forma infructuosa. De todas formas, en la búsqueda en si se encuentran cosas tan hermosas como el Arco Iris. Esto que digo casi no me creo que lo diga yo. Un beso.

    ResponderEliminar