domingo, 13 de noviembre de 2011

"Mala Muerte"

http://www.flickr.com/photos/objetivocritico/


- Perdona chica, somos de Jerez y necesitamos dinero para volver a casa, ¿nos podrías ayudar con lo que fuera?, por cierto me encantan tus medias.

- Gracias – sonrío – solo llevo un euro, te daré medio y... llevad más cuidado la próxima vez.
Se alejan.

- Perdona chica, es que, somos de Jerez y necesitamos recaudar 70 euros para el tren de vuelta, que nos han robado, por cierto, tienes un pelo genial.
- Espera un momento – pienso.
La chica lleva dos piercing más, esta vez en los mofletes, el pelo de otro color y su pareja tiene un diente menos.
- No llevo nada, majos, pero si queréis os puedo dar un par de cigarros para el camino.
Los aceptan. Se alejan.

Noche de Octubre. Callejón del Bareto de Mala Muerte, aquel en el que la cerveza se pide por litros, el cuarto de baño no conoce la palabra aseo, el olor era mejor cuando se fumaba, los altavoces están cascados y nadie lo nota, los camareros parecen estar más drogados que los clientes y el portero no da las buenas noches.


Allí, sentada con las piernas cruzadas (llevaba vestido), estaba yo. Al lado de un hombre que se hacía llamar Gandalf y una guitarra que por al contrario, no tenía nombre. El ambiente en el callejón era más placentero que el del local. Pero no dejaba de ser un Callejón de Mala Muerte, lleno de coches mal aparcados, vecinos ansiosos por tirar el cubo de la fregona lleno, corrillos alimentados por algún gramo de speed, litros vacíos, miradas de odio, clases, colores en algo más que los pantalones y una pareja que no era precisamente de Jerez.


- Perdona chica, necesito tener un vestido como el tuyo, ¿dejas que te invite a un chupito y me cuentas?
Me quedo mirándola, nuevo piercing en el entrecejo, ha cogido unos kilos, su novio me mira extraño, incomodidad, le lanzo una sonrisa con intención de que esta fuera un boomerang, le cortara el cuello a la ida y adornara mi cara a la vuelta.
- Claro Queta, chin-chin.- ya sabía su nombre, ya sabía el mío.

La clínica de desintoxicación estaba cerca.


Hemos llegado.

7 comentarios:

  1. Extraño. Me he quedado con una sensación sin definir. ;)

    ResponderEliminar
  2. La verdad muy buena entrada, te confieso que la he leido una y otra vez, abrazo

    ResponderEliminar
  3. Wena... wena... wena...!!!!

    Me gustó...

    Saludos.
    Cristofer.

    ResponderEliminar
  4. Estupendo blog ...me ha gustado mucho ..... espero seguir leyendo mas ..un gran abrazo ...Michel

    www.micheldeb.tk

    www.lamalapoesia.tk

    ResponderEliminar
  5. me quedo y te sigo por cierto ....abrazos ...Michel

    ResponderEliminar
  6. muchas gracias a todos!! :) estoy deseando llegar a los 100 seguidores, es una chorrada, pero me hace bastante ilusión, es más de lo ke me podría haber imaginado ^^

    ResponderEliminar