lunes, 26 de septiembre de 2011

Tal vez, en otra vida...

De pronto de sus ojos salieron dos dardos transparentes, sensibles solo para ellos que contactaron con los ojos de la chica.

Ella llevaba un vestido corto de color negro, corseteado en el pecho, de vuelo, estilo años cincuenta, sus uñas de los pies eran moradas al igual que su pelo rizado del que destacaba un mechon rosado en forma de caracolillo desplazado hacia la izquierda. Iba descalza, le encantaba quitarse los zapatos en el bus a pesar de lo anti higienico que veía eso su madre.

De él destacaba una camiseta negra azulada, unas botas de montaña color negro y unas bermudas vaqueras que dejaban ver un tatuaje no muy grande en la parte interior del gemelo de lo que parecía ser un lagarto, la chica adoraba la simbología y no pudo evitar el buscarle un

significado relevante al tattoo, ¿creería en la reencarnación? o ¿ quizás esté pasando por una crisis de identidad? Fuera lo que fuera, le pareció bastante interesante.
No podían dejar de mirarse, pero a destiempo y cuando cruzaban la mirada la tensión era tal que se repelían como dos imanes de polos iguales.

Lástima que solo fuera un viaje de autobús y no se hayan vuelto a ver, como dicen:
Las cosas siempre pasan por alguna razón, lástima que acabemos con ellas antes de que crucen.

9 comentarios:

  1. La imagen es el diseño de un tatuaje old school, que quiere decir algo así como el escapar de la vida para buscar la luz, o el contacto del cuerpo de nuevo con la naturaleza. La muerte, en resumidas cuentas :)

    ResponderEliminar
  2. Por qué veo pinceladas de melancolía, tristeza o similar cada vez que me dejó caer por aquí?

    Como dije una vez:

    "la vida pasa y no reparamos en ella,
    esperamos que todo venga a nuestro hoyuelo en el árbol,
    donde guardamos aquello que apreciamos
    y morimos al darnos cuenta que era ella a quien guardábamos, la vida..."

    Debemos disfrutar cada momento porque no sabremos que nos deparará el mañana, y sin pensar en el mañana éste llegará cuando menos lo esperemos.


    Saludos.


    Ciudadana del mundo.

    ResponderEliminar
  3. Supongo ke me atrae demasiado el pasado, poco el presente y nada el futuro. Es triste aferrarse a algo ke sabes ke se ha kedado atrás, pero sin embargo me encanta abrir de nuevo el álbum de mi vida y seguir mis huellas.

    ResponderEliminar
  4. Creo que el pasado nunca queda atrás. Puedes recordarlo, puedes olvidarlo, pero no queda atrás. Viene con nosotros donde sea que vayamos, pues son las huellas que en nosotros deja el pasado lo que nos hace ser lo que somos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por comentar :) y por seguirme, me alegro que entiendas y comprendas lo del trastiorno alimenticio, poca gente sabe lo que realmente es... " tonterias" dicen...

    te sigo ;)

    ResponderEliminar
  6. me gusta muxo y tambien creo k de el pasado siempre se aprende y se añora y tienes trazon en lo k dices de k dejamos escapar las buenas oportunodades por no darnos ni cuenta
    me gusta esta muy bien

    ResponderEliminar
  7. Tal vez en otra vida o quizá mañana. Mientras tanto es el hoy, y es un no. Nunca se sabe el después.
    Me encantan los tatuajes :)

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Un blog absolutamente genial, envidiable. Interesante como mínimo, como máximo ya ni te se decir.
    Las fotos son grandiosas, y he visto tu flickr y también es digno de admiración.

    DESEABA encontrar algún blog como este, en serio, escasean demasiado. Puedo seguir a unos pocos "parecidos" a este, y ya me parecían extraordinarios, ahora este me ha terminado de sorprender.
    ^^


    Me encanta eso de "Las cosas siempre pasan por alguna razón, lástima que acabemos con ellas antes de que crucen."
    Cuánta razón enfrascada en una frase!
    Te sigo, sin dudarlo :3

    ResponderEliminar