sábado, 30 de abril de 2011

CARENCIA

Desconocía por completo si el camino tomado era el adecuado, ni si quiera sabía si era el que de verdad quería seguir, pero a veces, solo a veces se sentía bien, dueña de su destino, fuerte y segura.
No quería conocer el significado de la palabra amor, aunque empezaba a creer que era todo lo que actualmente
ocupaba su cabeza, pero no estaba preparada para ello, y lo ocultaba con juegos de manos debajo de la mesa, caricias en la parada de autobús, calentones en garajes y miradas furtivas demasiado pasionales como para ser esquivadas. Siempre acababa haciendo amores apresurados en toda clase de lugares, sin remilgos a raza, sexo o edad.
Le gustaba experimentar con su cuerpo, dejarse embriagar por el éxtasis de un orgasmo, terminar empapada de sudores desconocidos.
Le encantaba la dulzura de unos grandes labios, las manos de una recién despechada, la adrenalina de un lugar prohibido, los juguetes aún sin estrenar, el no llevar ropa interior, pellizcar los pezones, que le tiraran del pelo, no cerrar los ojos, lamer la entrepierna y el correrse a tiempo. Pero odiaba la sensación final, odiaba tener que contradecir a sus instintos y olvidar el abrazo de después, olvidar el nombre, olvidar su cara, olvidarlo.... TODO.
Y volver a la caza.

15 comentarios:

  1. Lo primero decir, ke lo siento por la cantidad de faltas de ortografía ke dejo sin corregir antes de publicar la entrada. Despistes :S

    ResponderEliminar
  2. Miedo al rechazo, por supuesto. Se cree que descargando tensión sexual uno consigue elevar su autoestima, pero lo ke desconocen es ke el efecto es igual al de las drogas o el alcohol, se cae desde más arriba del cielo.

    ResponderEliminar
  3. follar para olvidar.
    el pescado que se muerde la cola

    ResponderEliminar
  4. buen contenido, me gustan las imagenes en el blog.
    exitos. te sigo

    ResponderEliminar
  5. Es bueno, me gusta.

    Creo que no es miedo al rechazo, por que si así fueran no tendría tanto valor para buscar aventura express.

    Creo que pasa por un tema de miedo al compromiso, el hecho de verse involucrada hasta las pata y luego salir dañada.

    Me recurada a una comedia que se llama
    I haet San Valentin days. En esa peli... se trata ese tema. Y su protagonista también tenia amoríos furtivo, pero ninguna relación estable.

    Saludos.
    Cristofer.

    ResponderEliminar
  6. Es otra opción Cristofer, aunque también puede ser para olvidar como dice Nacho, y en ese caso me recuerda a la ultima novela que he leído, El amor en los tiempos del cólera, el protagonista locamente enamorado de alguien que aún no puede tener, tiene más de 600 amantes.

    No he visto la peli, pero tiene buena pinta :D Saludos.

    ResponderEliminar
  7. el sexo es una forma de proyeccion de, poeticamente dicho nuestra alma (nuestra mente). El reflejo de como una persona afronta el acto sexual es el reflejo de lo que ronda por su mente. Con respecto a la persona del relato, le encuentro sentido desde 2 ptos de vista. 1.- proveer de placer a otras personas para evitar ser juzgado 2.- ponerse en el lugar de objeto de deseo para otra persona y sentirse deseada.
    Como ejemplo de la proyeccion sexual. No hay nada peor kmo un mal polvo ni nada mejor como un buen polvo; el que no haya probado a hacerlo escuchando a Santana no sabe lo que es follar. (hay quien folla movido por el amor y la libertad y quien lo hace por el odio o la culpa)

    ResponderEliminar
  8. Por dónde empiezo Señorita Demakrada (con tu mote me ahorro algo que suelo usar muy a menudo, el tratar de "señorita")...

    "No quería conocer el significado de la palabra amor, aunque empezaba a creer que era todo lo que actualmente ocupaba su cabeza, pero no estaba preparada para ello, y lo ocultaba con juegos de manos debajo de la mesa, caricias en la parada de autobús, calentones en garajes y miradas furtivas demasiado pasionales como para ser esquivadas."

    No sabes cuán identificada me siento con esas palabras exactas...

    Yo no soy nadie para juzgar a la chica del relato, no suelo hacerlo ni lo haré pero el final emite un halo de nostalgia de algo que sus esporádicos encuentros con amores de una noche no le han podido dar pero es la mejor manera de que no traspasen esa columna de hielo.

    Sólo decirte que me encanta la decoración de tu blog... cosas que conozco otras muchas que no había visto y las entradas... en fin, muchísimas gracias por tu firma y sobra decirte que te sigo.

    ResponderEliminar